pixel facebook

Todos invierten

Obligaciones financieras: ¿cómo encontrar un equilibrio?

Obligaciones financieras: ¿cómo encontrar un equilibrio?
Home Todos invierten

Obligaciones financieras: ¿cómo encontrar un equilibrio?

Por: bvc

Obligaciones financieras: cinco consejos para controlarlas

Financiar un proyecto o un gasto, implica obligaciones. Por ejemplo, cuando adquirimos un crédito hipotecario para comprar vivienda o utilizamos nuestra tarjeta de crédito, asumimos un compromiso: pagar la deuda. A esos compromisos se les conoce como obligaciones financieras

En otras palabras, se trata de lo que debemos aportar para cubrir la deuda. Pero ¿qué características tienen? y ¿qué se puede hacer para lograr un balance entre lo que se gana y lo que se paga mes a mes? Aquí te damos algunos consejos. 

¿Cómo funcionan las obligaciones financieras?

Todos buscamos estar siempre libres de deudas. De hecho, deber dinero suele verse como algo negativo. Lo cierto, es que no lo es. En la mayoría de los casos, iniciar un proyecto o hacer una compra importante no podría suceder sin financiamiento o "apalancamiento". Justamente, el crédito funciona como una palanca: te permite adquirir algo hoy con dinero que no tienes, pero que esperas obtener en el futuro.   

Así las cosas, financiar cualquier compra o proyecto, supone no solo adquirir el beneficio de ese bien o servicio. Al mismo tiempo, implica una serie de obligaciones financieras. En términos prácticos, se trata de eso que llamamos usualmente "la cuota del crédito". Esta se determina principalmente por dos variables: la tasa de interés y el término. 

La tasa de interés en las obligaciones financieras 

Es el porcentaje del monto financiado que debe pagarse en el término acordado. Mejor dicho, es el precio que se paga a cambio del beneficio que implica usar esos recursos hoy. 

El término en las obligaciones financieras

Es el tiempo estimado para pagar la totalidad del monto financiado. Puede ir desde uno o dos meses en el caso de una tarjeta de crédito, hasta un par de décadas si se trata de un crédito para estudios en el exterior.

5 consejos para balancear los ingresos y las obligaciones financieras

En la medida en que las obligaciones financieras implican un egreso (pagar dinero), estas deben balancearse con los ingresos (lo que se gana). La recomendación más obvia es que, sumando los gastos, estos nunca superen los ingresos. Pero, aplicar este principio puede ser complejo y desafiante, sobre todo, cuando hace falta educación financiera. Aquí unos consejos: 

1. Pon tus cuentas sobre el papel

¿Cómo ahorrar dinero? La fórmula no es sencilla: hay que gastar menos de lo que se gana. Pero eso implica poner las cuentas sobre el papel. Esto es identificar muy bien los ingresos y los egresos. Así, luego de hacer las sumas y restas, será posible tener un panorama claro. Este te permitirá saber cuánto puedes destinar a tus gastos fijos como comida, transporte y ocio, cuánto a tus obligaciones financieras, y cuánto a ahorrar.    

2. Financia inversiones más que gastos

Invertir dinero en un proyecto muchas veces requiere financiamiento. Por ejemplo, iniciar un negocio de hamburguesas supone comprar el equipo de cocina, adquirir los alimentos y pagar un local. Si no se cuenta con el dinero necesario para lograrlo, será preciso apalancarse. 

Lo bueno es que al tratarse de una inversión, existe la expectativa de generar un retorno. En contraste, los gastos que se financian, como una fiesta con amigos, no tendrán más retorno que el disfrute del momento. Por eso, lo recomendable es financiar inversiones más que gastos.

Colombia no es un muy buen ejemplo a seguir. De acuerdo con Amaya (2019), "del total de las deudas de las familias, dos terceras partes, es decir 66% corresponde a créditos de consumo". En otras palabras, estas obligaciones financieras nunca representarán un retorno monetario. Por ello, es momento de que pienses ¿cuál es el propósito de adquirir una deuda?

3. Estudia la tasa de interés

Las tasas de interés varían dependiendo de variables como el producto financiero, el destino de la inversión o el perfil del beneficiario. Las tasas que tienden a ser más costosas son las de las tarjetas de crédito. 

En cambio, los bancos suelen tener tasas preferenciales para comprar tu primer carro o pagar tus estudios, por ejemplo. Recientemente, "el Banco de la República redujo tasa de interés a mínimo histórico de 2,75%" (Revista Dinero, 2020). Se espera que esta decisión tenga un efecto sobre las tasas del mercado y que entonces sea más barato endeudarse. 

4. Reduce el término

A más tiempo, mayor es el interés a pagar por las obligaciones financieras. Por ejemplo, cuando compras un televisor a 36 cuotas, aunque pagues montos pequeños mes a mes, el costo total en intereses será mucho mayor al precio del bien. Por supuesto, reducir el término implica entonces pagar cuotas más grandes. 

5. Haz un calendario

Cada vez que las obligaciones financieras no se pagan en la fecha acordada, estas suman intereses por mora. Tener un calendario con las fechas de tus pagos te permitirá tener control, saber bien cuándo pagar y nunca incurrir en mora.   

Adquirir obligaciones financieras es algo que todos hacemos para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro bienestar. La clave está en conocer muy bien tu capacidad de endeudamiento y pago. Además, si el financiamiento es utilizado para obtener un ingreso extra a través de una inversión, el resultado puede ser muy positivo.  

También puedes leer